Glamping

19 de Noviembre 2015

Glamping

Por: Marcela López Vallejo AIFD, CFD

El nombre de esta nueva tendencia surge de la unión en inglés de las palabras “Glamour” y “Camping”. La combinación de los dos conceptos pareciera imposible, pero ese es justamente el propósito: hacer un contraste; es la mezcla de la elegancia que tiene una boda, con un aire relajado, silvestre y un poco rústico. Con el Glamping, se fusionan dos entornos, el de un salón de eventos con la frescura del ambiente al aire libre.

Con una paleta de colores tradicionales, el Glamping viene a ser una gran alternativa para los eventos de esta tem­porada. Las diferentes tonalidades de rosa, junto con los tonos de coral, blancos y beiges nos dan una combinación muy delicada y elegante. Las flores perfectas para esta ten­dencia son las Rosas (mini, de jardín y tradicionales), los Lisianthus, Gerberas, Peonias, Gypsophilia y Ranunculus. Los follajes se usan en menos cantidad, y nos van a aportar el look silvestre; ideales para este efecto son el Pitosporum y Oreja de Conejo (Stachys bizantina).

Un elemento que resalta en el Glamping es la utilización de distintos diseños para formar una sola composición. Atados mono botánicos colocados en recipientes con agua, combi­nados con arreglos en diferentes bases nos dan ese aire de “improvisación”. La variedad de elementos no termina con los atados y los arreglos, también se permite que cada una de las bases o recipientes que se use sea diferente. Las botellas de vidrio en varios tamaños, colores y formas son típicas del Glamping, así como los frascos de conservas.

Para darle la necesaria dosis de glamour al Glamping, no olvidemos usar como acentos el alambre con perlas y Cor­sage pins de la marca OASIS®, los listones y los brillos.

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

¡Entérate de las novedades, eventos, lanzamientos y mucho más, antes que nadie!